viernes, 13 de marzo de 2009

Entre tanta chica linda

Entre tantas chicas con mente limitada y moda como religión, me encontraba junto a mi amiga y su prima. Gritaban como si en verdad estuvieran frente a un grupo juvenil del momento, nosotras teníamos vergüenza ajena: «Ya, hay que gritar: Aldo, te amo», una armaba la estrategia. «Ya, ya, pero fuerte», la segunda alentaba al equipo. Y la tercera y última hacía lo que se decía: « ¡Aldo, te amo! », aplaudían como las focas cuando comen su pescado fresco.

El viernes decidimos ir en grupo al programa “Enemigos íntimos”.

« ¿Cuántos años tienes usted, señorita? ». «18». «20». «19». «17». «Pasé acá», le indicó uno del personal de seguridad del canal a una escuálida niña. Pasa un conocido de la chica, trabaja en el canal: «Déjala entrar…». «Pero sólo lo hago porque él me lo pidió, sino…», y la expresión en la cara del personal de seguridad terminaba de decir: …te mato, maldita.

Media hora después, el público -la mitad- ya estaba en el set del programa. Desorden total. «Señoritas, suban… por qué han venido tantas mujeres…», bromeaba el chico de producción que trataba de acomodarnos. Éramos muchas mujeres, pocos hombres y todos sentados en el suelo para quedar como caballeros.

La hora y media pasó rápido: tratar que todas quepamos en los asientos, entre bromas, peleas por conseguir un polo talla S y no M porque ay, se me ve feo. Y llegaron Aldo y Beto. «Allí están». «Uh… ah, aplausos». « ¡Te amo, Aldo! ». « ¡Beto ven…!». Aplausos y gritos.

El primer invitado, luego de un reportaje, fue Carlos Álvarez. « ¿Qué dice? ». «No entiendo, pero ríete nomas…», quemaban sus lindas cabezas las chicas del público. «Yo he venido por Adammo», me contaba una fanática de este grupo musical. « ¿Van a venir? ». «¡Sí, y son lindos!». « ¿Lindos? A ver el poster». « ¡Ah…!», se emocionaban.

«Bitch, bitch, bitch», se reían las jovencitas cómplices: «Bitch, bitch», insultaban a escondidas a las bailarinas de pool dance, que se presentaron en el programa. « Ag… que asco», decía la chica de mi costado: « Pero mira su celulitis. Ag…», me fundamentaba su gesto despreciable.

Como eran puras mujeres, los aplausos hacia las bailarinas disminuyeron, y los chicos de la producción hacían las barras y halagos cuando las invitadas se movían sensualmente en la barra.

Último bloque del programa. « ¡Adammo! ¡Adammo! ¡Adammo! ». Euforia, los Beatles en sus buenos tiempos, pero esta era una versión pequeña y fea. Los integrantes de la banda tenían apariencia de chibolos pero algunos ya habían cumplido los veinte años. El baterista era el más figuretti: sacaba la lengua mientras tocaba; las mujeres se abrazaban a este órgano seductor en su imaginación. « ¡Diego! ¡Diego, ven! », la chica de mi lado casi lloraba: « ¡Ven! ¡Yo hice esta pulsera! ¡¿Te acuerdas?! ». El chico solo contestó: «Afuera conversamos ¿Te parece? », la chica se derretía en sudor y nervios.

Gritaban el coro de la canción, ya no lo cantaban, gritaban. El programa terminó pero el publicó creía haber estado en un concierto. Todas las chicas alborotadas, corrieron para conseguir una foto con ellos y mostrarlo en su facebook: a mí me abrazó. A mí me tocó. A mí me dio un beso en la mejilla. A mí me habló.

« ¡Un momento! », la fantasía se derrumbó. El personal de seguridad acabó con los sueños hechos realidad. « ¡Todos salen en orden! », asentaban sus cabezas antes las órdenes. Obedecían a cualquiera con tal de poder alcanzar a sus nuevos ídolos de la música.

Yo, con el grupo que fui al programa, salimos felices porque teníamos premios: bizcocho de chocolate y entradas a un concierto. Concierto de Marc Anthony. ¡Concierto de Willie Colón!

Y un día antes del concierto, Willie Colón cancela su show y solo queda Marc Anthony para la Salsa de película. Ni de vainas fui.




* Ojalá que en esta imagen no reconozcan ninguna amiga koreana o autraliana xD. Y si alguien se sintió ofendido, 583 disculpas.

4 comentarios:

Charles Rodríguez dijo...

¡Oye! ¡Qué te pasa! Si los chicos de Adammo son ''super lindosss, amix'' XD jajaja AG! AG! PUAJ!!!; parafraseando tu post anterior: Estos niños de ahora sorprenden... ¿hasta donde llegarán sus estupideces? XD pero, supongo que es normal cómo se comportan, weno ni tanto, pero a su edad se encuentran 'definiendo' sus personalidades. Ad+ esto de la onda Emo, onda Fresa, onda Bitch, es una pose de la estación; en invierno verás otras poses X) ¡Escribe!, ¡escribe!, ¡escribe!!! XP broma, no me odies :)

Juan Pablo Bustamante dijo...

Nunca he llegado a ser el ridículo por ningún grupo..Tal vez algo en Serial Asesino, pero eran o las otrs personas o yo, tenía que defenderme de los codazos. Pero en los conciertos odo tranquilo. No entiendo, entonces, ese afán de algunas pesonas por gritar, por saltar, por decir "Diego, te amo" cuando lo que simplemente él quiere es tirarse a todas las que puede. Aparte, mucha fe en ellos no pueden tener pues todos son chatos. Y cómo pueden disfrutar su música si más que la canción se oyen los gritos. (Partiendo de la premisa de que su música es disfrutable, cosa en la que diversos estudiosos aún no se han puesto de acuerdo).

Por ahí he escuchado que lo de Willie Colón es muy sospechoso. Justo se enferma un día antes del concierto y con todo lo del juicio por la canción "La banda"... Sospechoso.

7am dijo...

Oye,esa es Nayla

Ivón dijo...

Nayla???? No lo sé. Yo puse en google: chicas, jóvenes, mujeres.
Y me salieron esas fotos.
Cualquier parecido a la realidad es pura coincidencia.

Mapache.