sábado, 8 de noviembre de 2008

¿Cómo es un estudiante universitario?

Suponemos que usa zapatillas, jean, mochila, escucha mp3 cuando puede, lee alguna separata y baja del carro sin que este haya terminado de estacionarse en el paradero.

Por la avenida Aviación subió una señora de promedio sesenta años. Usaba zapatos marrones de tacos chatos, una falda de tela gruesa y larga, un saco abrigador y blusa rosada. Llevaba lentes de sol aunque hiciera frio en la mañana y no había luz del cielo que moleste la vista. También cargaba un bolso grande como los de mi abuelita.

El cobrador era una señora gorda y trigueña y el maquillaje en sus ojos desentonaba con el rostro. Cerró la puerta del ómnibus y pidió pasajes. A la señora le cobró primero, ella sacó de su monedero un sol y de su billetera un carné. La cobradora se quedó mirándola cuando mostró dicho carné y comenzó a reírse ingenuamente frente la señora. Finalmente la cobradora le dijo: «Señora, el pasaje universitario es un sol veinte». «Está bien», asintió la señora quien amablemente le completo el pasaje.

2 comentarios:

Juan Pablo Bustamante dijo...

te acuerdas que el año en que ingresamos en los periódicos hablaron de un tío de 60 años que había ingresado a medicina?

AtomoPerdido dijo...

El año que ingresé habían 2 tías que estudiaban en Letras, eran CACHIMBAS! jajaja, poquito faltó para que les hicieran su bienvenida XD pero, sí pues, muchas veces nos dejamos guiar por los prejuicios, por los estereotipos, de una u otra manera nos dejamos engatusar por las ideas prefabricadas provenientes de la televisión, de los spots publicitarios, god dawm it!, somos unos hijos de la pu...blicidad XD jaja